domingo, marzo 23, 2008

FELICES PASCUAS


Es curioso como a pesar de la cercanía con los Estados Unidos la pascua no es una celebración arraigada por estos lugares, no al menos la pascua de buscar huevos en el jardín y hacer de ello una fiesta, aquí solo acostumbramos saludar con un felices pascuas pero mas que nada recordando que es el domingo de resurrección por lo cual es motivo de alegría para quienes profesamos la fe católica. El comercio no ha influido tanto como en la navidad u otras fechas pues aun cuando todo se decora de pascua con conejos y huevitos y se venden chocolates de las mismas figuras no es algo que se acostumbre regalar, excepto a algún niño, yo recuerdo mas que nada de estas fechas la celebración de la semana mayo o semana santa donde la mayoría de las personas se quedaba en casa y asistía a los eventos de tipo religioso como el viacrucis y para los peques era tiempo de vacaciones de la escuela por ello decíamos: sabado de gloria, domingo de canela lunes enfadoso por que vamos a la escuela. Aun cuando estuviéramos ansiosos de volver después de una semana de encierro. Ahora las cosas son muy diferentes la mayoría de la gente aprovecha estos días para salir de vacaciones generalmente a la playa o al campo y mas que acudir a los oficios religiosos es acudir a los fiestosos,para muchos es de las pocas ocasiones que tienen de descansar de su trabajo así que lo aprovechan dando una manita de gato a la casa o simplemente reponiendo energía en el sueño, para unos es el fin de un crudo invierno para otros el fin de un tortuoso verano, ya sea que llegas de vacaciones o estas descansadito de quedarte en casa y cualquiera que sea tu forma de celebrarla igual te deseo que tengas unas Felices Pascuas!

4 comentarios:

Pioggia dijo...

Mis recuerdos de infancia de la Pascua no son muy agradables. Recuerdo el larguísimo servicio del Domingo de ramos, donde además, no sé por qué, la iglesia se llenaba de gente que nunca iba a misa en todo el año, pero eso sí, siempre iban a que les bendijeran sus ramos de palmas. El resultado era estar todos apelotonados, pasando gran parte del tiempo de pie. El resto de la semana era pacífico, e incluso la ceremonia del lavado de pies del jueves era muy estrambótica, pero tolerable. Lo que sí era horrible era el Viernes de viacrucis: Recorrer las calles en procesión canturreando, "perdooooooón o Dios míiiiiiiiiooooooo....", con un calor insoportable, observando como los niños a tu alrededor caían deshidratados como moscas. Luego el Sábado de gloria no podías salir a la calle sin que te mojaran a cubetazos, globos llenos de agua y hasta pistolitas de agua de juguete. Cuando por fin llegaba el Domingo de Resurrección podíamos suspirar de alivio. Había bailongo, tamales y champurro, y podías irte a tu casita en paz, sabiendo que lo peor había pasado.

Carmen Tye dijo...

pues aca ya sabes como es eso de la semana santa....
Y aparte, como buena fronteriza fuera de su lugar de origen.. he alusinado con mis huevitos de bom-bom cubiertos de chocolate!!!

MAMA!! jaja
ya se los encargue!

deseo que tengas una gran semana amiguita!! haz estado muy silenciosa o el scanner te comio la lengua!?

besitos!!

zita dijo...

!!!!!!hola Marujim!!!!! hace 10 min que llego mi regalo,y como estabas preocupada te escribo de inmediato, estoy preparando el almuerzo asi que mas ratito subo las fotos.
Marujim toooodo esta hermoso,el bolso rojo, el hilo azul,la revista, letra Z, aros, anillo,palillos circulares,agenda telefonica, pañuelo,etc, etc, etc hooooooooo !!!!!tantas cosas!!!!!.Gracias es una palabra que no expresa lo que realmente siento ahora.
Tanto que busque a mi amiga secreta y por lo que veo andaba muy perdida.
Desde Punta Arenas con cariño y agradecimiento.
bye.

Beti dijo...

Lo de la Semana Santa cuando se es niño es algo complicado de llevar y de entender. En casa lo que se acostumbra, porque aún así mi mamá lo continúa, es llevar días de recogimiento a partir del miércoles, jueves, días en los cuales ya no se come carne ni siquiera de pollo, solo pescado y verduras. El viernes es día de "luto" así que nada de hacer algo manual como mi tejido, nada de ver tv ni películas ni siquiera reir y si es posible ir al viacrucis. El sábado pues ya suspira uno contento porque tener un día donde no se haga nada es pesado, por acá de un tiempo a la fecha no debe desperdiciarse el agua así que casi ya no hay chapuzones. El domingo se va a misa y ya se vive con normalidad. Cuando era niña, por el calor casi siempre estas fechas estaba enferma de la garganta con infección y fiebre.